Poker entre amigos

Galeria de Campeones

Nuestro Santo. Stuey

Deja tu opinion / Entrenate

Imagenes del ToPEA VJ

Stu Ungar. El Maradona del Poker

Quien es Stu Ungar?


Stu Ungar vendría a ser el Maradona del Poker. Con la diferencia que Stu ya no está entre nosotros.

No hace falta ser el más ganador para ser el mejor en lo que uno hace. A los que me dicen que Maradona no es mejor que Pelé (que estúpidos!) porque el negro tiene 3 mundiales y D10S uno, yo les contesto siempre con lo mismo: uno de los deportes más estadísticos de todos es el basketball. En ese deporte nadie (pero nadie) discute que Michael Jordan es el más grande jugador que jamás haya existido. Y sin embargo, en un deporte tan estadístico como el basket, Jordan no es el jugador que más puntos hizo (que es Kareem Abdul-Jabbar), ni el que más títulos haya ganado (Bill Russell con los Celtics tiene 11 contra los 6 de M.J.).

Bueno, Stu Ungar no es quien más títulos ganó jugando al Poker, aunque sí es quien más series mundiales ganó (lo hizo en tres oportunidades. Al respecto, Johnny Moss, otro histórico, también se considera que ganó 3 Series Mundiales –WSOP–, aunque en realidad ganó 2, las de 1971 y 1974, pero se le "adjudicó" la de 1970, la primera de todas, en donde, realmente, no eliminó a sus rivales, pero fueron éstos los que lo votaron como el ganador. Ah!, en ese primer torneo participaron 6 jugadores ... y en el del 74 apenas 8).

Desde que cumplió 21 años (edad requerida para entrar en torneos oficiales por dinero) hasta su muerte a los 44 años, Stu ingresó en poco más de 30 competencias oficiales, ganando 1/3 de ellas. Numeros impresionantes si se tiene en cuenta que un jugador profesional de Poker llega a jugar entre 10 y 30 torneos anuales ... y no siempre ganan.

Así como algunos tiene un don para el estudio, otros lo tienen para el deporte, u otras habilidades, Stu tenía un don para las cartas. Su IQ era de 185, muy por sobre la media normal (90 a 110 es una persona normal. Superior a 125 ya comienza a considerárselo genio). Pero su vida era una apuesta. El dinero para el no tenía sentido. No tenía noción del mundo exterior más que por el Poker y otros juegos de cartas.

Para muchos es considerado el mejor jugador de poker de la historia. El mismo Stu sostuvo en una oportunidad hablando con Mike Sexton (algo así como el Quique Wolff del Poker) "podrá haber algún jugador de Texas Hold´em mejor que yo ... lo dudo, pero puede que llegue a existir. Pero nunca, nunca, va a existir algún jugador de Gin Rummy mejor que yo".

Su pedantería tenía una base más que firme. Stu era el mejor y lo sabía.

El Gin Rummy es, como para que tengáis una acabada idea, un "chin chon" con cartas francesas, aunque bastante más rebuscado y entretenido. Cuenta la anécdota que en una oportunidad le programaron una computadora para que le ganara al gin rummy. Stu la hizo entrar en cortocircuito. "La puta máquina parecía tener espasmos. Estaba histérica. Sólo sabía calcular, y con eso no alcanza", diría más tarde Ungar.

Su facilidad para deducir que cartas esperar, cuales quedan y cuales tiene el rival, lo hacían un jugador imposible de ganarle al gin rummy. De hecho aún hoy ostenta el record de haber vencido todo un torneo sin haber perdido siquiera una mano.

Si hoy vas a un casino a jugar Black Jack, encontrará que en las mesas se juegan con 6 a 8 mazos de barajas. Uno de los culpables de eso es Stu Ungar (además de Edward Thorpe y algunos otros). Allá por los años ´60 y ´70 el Black Jack se jugaba con un único mazo. El poder de predictibilidad de Stu le facilitaba saber cuando apostar fuerte y cuando no. Se transformó así en persona non grata para los casinos que no le permitían ingresar.

Sostenía que si se juntaban 6 mazos de barajas (312 cartas) y le mostrabas 4 mazos (208 cartas), él era capaz de acertar las 104 cartas restantes. Fue entonces cuando el dueño de un casino le apostó 10 a 1 a que Stu no era capaz de acertar las 156 cartas (3 mazos) que quedaban, si él le mostraba las otras 156 cartas. Stu puso U$S 10.000 en la mesa ... y terminó llevándose $ 100.000.

Su incursión en el Poker fue bestial. Disputó por primera vez la serie mundial WSOP de 1980 y ... la ganó. Compitió al año siguiente y ... la ganó. Al ganar la primera de ellas Stu tenía 27 años y se transformaba así en el jugador más joven en vencer en una WSOP (record que en 1989 le quitaría otro gigante, Phil Helmut, venciendo a los 24). Se retiró un tiempo. Las drogas, en especial la cocaína, comenzaba a pasarle factura. Aún así Stu demostraba que era el mejor. Volvió a competir en la WSOP de 1990. Las WSOP en esa época duraban 4 días (hoy más de una semana). El día 1 ya era líder en fichas. El día 2 agigantaba su liderazgo. Para el día 3 Stu amaneció en la puerta del Casino donde debía seguir disputándose el torneo. Inconsciente, totalmente drogado, fue internado. Así y todo, por la cantidad de fichas que poseía (obligadamente jugaba –sin jugar– las obligadas y las ciegas) Stu llegaba a la mesa final y quedaba en el 9º puesto ... Bah!, llegaba es una forma de decir, dado que continuaba internado.

Al respecto Stu decía: "Ni siquiera necesitaba usar mi dinero para jugar. Siempre conseguía alguien que me prestara. Para ellos era el negocio más seguro. Con apuestas limitadas era más difícil, pero cuando me dejaron jugar sin límite desataron un monstruo: tengo más huevos que cualquier otro jugador, y no tengo ningún respeto por el valor de las fichas de plástico. Cuando alguien me desafía, no importa cuán buen tipo sea: lo voy a odiar. Quizá sean sus cejas. Por lo general es la mueca idiota que se les pega en la cara cuando ganan una mano. Lo que fuere. Si alguien me quiere ganar, me lo tomo como algo personal. Y tengo que odiar a alguien para ganarle".

La leyenda cuenta que Stu pasó al menos 4 veces de mendigo a millonario y viceversa. Su cara de niño hizo que lo bautizaran "Kid". Casi retirado de "las pistas", sin aparecer en casinos de renombre, llegó a casi tocar fondo. Pero lo golpearon bajo, y tuvo que volver para demostrar quien era. 16 años después de obtener el bicampeonato de la WSOP, Stu ingresa para el WSOP 1997. Nadie daba un peso por él, según las apuestas. A las dos horas de empezado el torneo, las apuestas ya lo daban como principal candidato. Con el triunfo en el bolsillo por una inédita tercera vez, Stu era rebautizado como el "Comeback Kid". Respecto de ese torneo diría: . "Realmente no necesitaba el dinero, pero andaban diciendo que yo ya no podía jugar y que tenía la cabeza destruida. Y me cansé. Hirieron mi orgullo. Así que comí bien, dormí y me aseguré de estar en forma para jugar. Si alguna vez quieren vender videos sobre cómo jugar al poker, deberían haberme filmado en ese campeonato: no era un juego de cartas; era belleza pura".

Por el triunfo, en Septiembre de 1997, se llevó U$S 1 millón. En realidad U$S 500.000. La otra mitad era para un amigo suyo que fue quien le pagó los U$S 10.000 para ingresar en el torneo. Apenas 6 meses más tarde, Ungar estaba nuevamente en la ruina. Apuestas a los caballos, a deportes ... y la cocaína.

Se dice que en el WSOP 1997 Stu lució unas gafas estilo "Lennon" no por modernoso. Las gafas se las colocaba casi en el nacimiento de su nariz. Era para tapar lo que le quedaba de ella. Una verdadera deformación, sin fosas nasales, con agujeros impresionantes que debía disimular de alguna manera.

Para el WSOP 1998 Stu depositó los U$S 10.000 del ingreso. 10 minutos antes que se de comienzo al torneo la voz oficial anunciaba que Stu Ungar no se iba a presentar a defender su título. Unos pisos más arriba, en el mismo hotel, reconocería Stu que "Estaba listo para bajar, ya bañado y vestido, pero me miré en el espejo y me di cuenta de que estaba terrible: parecía salido de Auschwitz. Pensé que no iba a poder jugar diez horas durante cuatro días seguidos, y además hacerlo como los dioses. Ahí me di cuenta de que el año anterior me estaba cobrando peaje".

Sus anécdotas dicen que su vida era una apuesta. Que llegó a jugar partidos de tenis de mesa contra campeones chinos por cinco mil dólares. Que la primera vez que entró a una cancha de golf, sin siquiera saber como se toman los palos, perdió (apostando, obvio) U$S 80.000 en 20 minutos.

Stu nunca tuvo tarjetas de crédito ni cuentas bancarias. Para los años 80, cuando Stu amazaba una fortuna, era capaz de andar por la calle con U$S 100.000 a cuestas. En ese tiempo no existían las ATM (Automatic Trade Machine o cajeros automáticos de bancos). Era entonces que Stu se preguntaba "darle dinero a un banco? Qué ocurre si necesito con urgencia dinero a las 12 de la noche de un sabado? Tengo que esperar hasta el lunes a la mañana para retirarlo? Ni loco!, el dinero es mio y yo hago con el lo que quiero y cuando quiero".

Meses antes de su deceso (Octubre de 1998) sostenía: "Realmente no sé si hay vida sin apuestas. Si la hay, no creo poder disfrutarla. El único momento en el que tengo algún respeto por el dinero es cuando no lo tengo... pero siempre consigo alguien que me financie. El problema es que el poker ya no me estimula tanto. Paso la mayor parte del tiempo hibernando. Salgo a jugar sólo cuando necesito algo de dinero. Y no me gusta perder. No quiero que nunca nadie diga que soy un buen perdedor. Porque alguien que es un buen perdedor, por más bueno que sea, sólo es un perdedor".

Triunfa en el WSOP 1997

Stuey con los anteojos a lo Lennon ocultando su no nariz. Se lleva U$S 1 millón en premios.

 

Te recomiendo que visites esta pagina www.pagina12.com.ar/1998/suple/radar/octubre/98-10-04/nota3.htm.

Si sabes inglés, en cualquier buscador poné Stu Ungar o Stuey y deleitate con su historias.

Stuey poco antes de su fallecimiento

Impresionante ver el efecto que las drogas hicieron sobre su rostro.

Su legado

Un winner ... con todas las letras.